Translate

lunes, 22 de septiembre de 2014

Mundo, Importante movilización mundial contra el cambio climático


El impacto del calentamiento global es probablemente "grave, generalizado e irreversible", según un informe elaborado por Naciones Unidas el pasado mes de marzo.
Científicos y funcionarios reunidos en Japón publicaron la evaluación más exhaustiva hasta la fecha del impacto del cambio climático en el mundo. Integrantes del panel del clima de Naciones Unidas dicen que su informe brinda pruebas abrumadoras de la escala de estos efectos.
Los sistemas naturales se están llevando la peor parte actualmente, pero los científicos temen un creciente impacto en los seres humanos.
En palabras del informe, "las crecientes magnitudes del calentamiento aumentan la probabilidad de impactos severos, generalizados e irreversibles".
Es probable que nuestra salud, nuestras casas, nuestros alimentos y nuestra seguridad se vean amenazadas por temperaturas cada vez más altas, señala el documento.
Ante el progresivo, y el poco esfuerzo por revertir la actual situación por los intereses económicos existentes, deterioro que está sufriendo nuestro planeta, cientos de miles de personas salieron a las calles en varias ciudades del mundo para exigir que se tomen acciones urgentes contra el cambio climático y la protección del medio ambiente.
La marcha People's Climate March es una de las mayores movilizaciones que se ha realizado para denunciar los efectos y crear conciencia sobre el cambio climático.
Manifestantes en unos 160 países se sumaron a este acto que representa el preámbulo a la Cumbre de Presidentes y Jefes de Estado que tendrá lugar en la sede de la ONU en Nueva York a partir del próximo martes.
Las primeras manifestaciones se dieron en Australia, como parte de una movilización mundial que incluyó cerca de 2.000 marchas.
Los manifestantes sostienen que de no reducirse las emisiones de gases de efecto invernadero el mundo experimentará más sequías, incendios forestales y tormentas.
Las protestas tuvieron su punto culminante en Nueva York donde participaron el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, celebridades, líderes empresariales y ecologistas.
La jornada de protesta se llevó a cabo dos días antes de la cumbre del clima en Nueva York, que se celebrará en la ONU.

Marcha Australia
Las primeras marchas fueron en ciudades australianas.
El canciller francés Laurent Fabius, el ex vicepresidente de EE.UU. Al Gore, Ban Ki-moon y la ministra del Medio Ambiente francesa, Segolene Royal
El secretario general de la ONU participó en la marcha con destacados políticos de Francia y Estados Unidos, como el ex vicepresidente Al Gore.
La marcha global busca dar impulso a la iniciativa de lograr un nuevo acuerdo internacional sobre el clima que sea firmado por todas las naciones a finales de 2015.
Decenas de miles de personas llenaron las calles de Nueva York, en una ruta de tres kilómetros, en el punto culminante del día global de protesta contra el cambio climático.
Ban Ki-moon caminó al lado de la ministra del Medio Ambiente de Francia, Segolene Royal, así como de la primatóloga británica Jane Goodall y el ex vicepresidente estadounidense Al Gore, quien ganó un Oscar por su documental "Una verdad inconveniente", que denunciaba el cambio climático.
Ban, quien recibió una petición con dos millones de firmas para exigir acción contra el calentamiento global, le dijo a periodistas que para luchar contra el cambio climático "no hay un 'plan B', porque no hay un 'planeta B'".
Más de 160 países fueron escenario de manifestaciones, a lo largo de todo el domingo, de Norte a Sur y de Este a Oeste de nuestro planeta. Desde Melbourne a Nueva York, pasando por Nueva Delhi, Berlin, Londres, París o Vancouver, el grito fue unánime: Paremos la destrucción del Planeta.
La ciudad de Nueva York se volcó ayer en una masiva manifestación contra el cambio climático, que consiguió reunir a más de 300.000 personas, como parte de una iniciativa mundial para alertar sobre los peligros del calentamiento global. Llegaron de muchos rincones, como Graciela Arias, una india kuna del archipiélago panameño de San Blas, en el Caribe, que habló con Efe mientras descansaba en el bordillo de una acera al final de la manifestación.
Arias quiso sumarse a la marcha, junto con otros vecinos de San Blas, para traer su preocupación porque, en su caso, las mareas cada vez más altas por el calentamiento global están inundando algunas de las islas.
En San Blas hay 365 islas, pero sólo 49 están habitadas. "La naturaleza está muy fuerte ahora, ya algunas islas están desapareciendo", se lamenta la indígena, ataviada con las ropas típicas de los kunas.
"Estamos pensando en ir a la tierra firme, porque ya no podemos vivir en algunas islas, porque la marea sube muy alto", sostiene.
En Australia, unas 20.000 personas salieron a las calles de Melbourne para exhortar al primer ministro, Tony Abbott, a hacer más contra el cambio climático.
El encuentro de este martes en la sede de la ONU en Nueva York, con 125 jefes de estado y de gobierno, será el primero desde la fracasada conferencia sobre el clima realizada en Copenhague en 2009.
Las marchas sacaron más gente a las calles que nunca antes, gracias al poder de organización de Avaaz, una red global para impulsar el activismo social.
Las conversaciones sobre el clima también serán influenciadas por la tecnología, como se informó esta semana en el sentido de que el sol y el viento suelen generar energía a un costo tan barato como el gas en el hogar de los combustibles fósiles: el estado de Texas, EE.UU.
El secretario general de la ONU espera poder terminar con las interminables conversaciones sobre el clima que no hacen sino culpar a los vecinos.
Ban Ki-moon ha invitado a los líderes mundiales a Nueva York para contribuir a la solución del problema.
Sin duda, algunos países pequeños presentarán nuevas ideas en el esfuerzo de contracción de carbono, al hacer conciencia de la vulnerabilidad de sus propias economías en un mundo más caliente. Pero otros grandes actores podrían continuar con el juego del póquer climático, guardando sus ofertas hasta ver qué más hay sobre la mesa.
De modo que no hay garantías de que la idea de Ban funcione, pero al menos para los fatigados observadores de la política climática habrá un cambio.
El próximo año, líderes mundiales deben reunirse en París para llegar a un acuerdo que no se base en negociaciones amargas, sino en ofertas de cooperación para enfrentar un problema compartido.
Marcha en México
América Latina estuvo presente en la protesta, desde Ciudad de México hasta Río de Janeiro y Bogotá.
Marcha en Río de Janeiro
El mal tiempo no desanimó a la gente; al contrario, pareció ser un incentivo.
Marcha en Bogotá
Cada vez más gente es consciente de los peligros para el futuro a causa del calentamiento global.
Sting en la marcha de Nueva York
Desde Nueva York hasta Londres, celebridades como los músicos Peter Gabriel y Sting, la diseñadora Vivienne Westwood y los actores Emma Thompson y Mark Ruffalo salieron a las calles a protestar.
La diseñadora británica Vivienne Westwood, el músico Peter Gabriel y la actriz Emma Thompson en Londres
Avaaz impulso el movimiento por la protección del medio ambiente.
Mark Ruffalo en la marcha de Nueva York
El actor Mark Ruffalo en un momento de la manifestación.
Marcha en París
 25.000 personas se reunieron en París. Los idiomas cambian, pero el mensaje es el mismo.

Protesta en Berlín
Marcha en Londres
Algunos manifestantes llevaron símbolos de animales para ilustrar la amenaza de su extinción.

Marcha en Bruselas
Más de 160 países fueron escenario de manifestaciones contra el cambio climático.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar aquí tus opiniones e impresiones sobre una entrada concreta, sobre algún tema sobre el que te gustaría ver una nueva entrada o sobre cualquier tema del blog en general.