Translate

jueves, 6 de febrero de 2014

Puerto Rico, El complicado futuro de un país con una economía que se tambalea

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's rebajó la calificación de la deuda de Puerto Rico a la categoría que se conoce como de "bono basura".
En un comunicado emitido este martes, la agencia estadounidense justifica la perspectiva negativa de la calificación de la isla por sus problemas de liquidez.
Sin embargo, S&P dijo que la degradación habría sido más severa sin las reducciones del déficit del presupuesto de la isla y la reforma del sistema de pensiones llevado a cabo por el gobierno del país.
García Padilla"Este es un momento para que el país crezca. Es una oportunidad para empezar de cero. Si bien mi administración no es responsable de esta situación, como gobernador me hago responsable de sacar al país de ella", afirmó tras conocer la decisión de la agencia crediticia el gobernador Alejandro García Padilla.
Con una deuda pública de US$70.000 millones, Puerto Rico lleva casi ocho años en recesión y tiene un índice de desempleo del 15,4%.
Pero el problema principal que debe afrontar el país es su particular estatus político frente a Estados Unidos, dado que el mismo le puede salir caro a este territorio caribeño de 3,7 millones de habitantes.
Puerto Rico se ha endeudado más de la cuenta, en parte por las facilidades tributarias que le daba ser un territorio estadounidense a mitad de camino entre la independencia y la integración a la Unión.
Este territorio de Estados Unidos enfrenta una contracción de la liquidez debido a sus altas deudas y a un déficit elevado por lo que S&P bajó la calificación de Puerto Rico en un momento en que el país sondeaba los mercados para recaudar 2.000 millones de dólares de financiamiento con una emisión de deuda.
La deuda de el gobierno y las agencias oficiales de la isla, cuya población es de 3,7 millones de habitantes, ronda aproximadamente los 70.000 millones de dólares, aproximadamente 19.000 dólares por cada habitante de la isla.
Puerto Rico anunció que recortará 2% el gasto de todas los organismos públicos de la isla y que está renegociando los pagos de su deuda a corto plazo.
San Juan, Puerto Rico
El gobernador Alejandro García Padilla hizo el anuncio ayer miércoles, un día después de que la agencia Standard & Poors rebajara la calificación crediticia de Puerto Rico a bono "basura".
Asimismo García Padilla presentó una legislación para reducir 20% el déficit previsto para el actual ejercicio fiscal que termina el 30 de junio.
Mientras tanto en Washington el departamento del Tesoro reiteró el miércoles que el gobierno no está contemplando "asistencia financiera federal" para paliar los problemas económicos de Puerto Rico.
La economía de Puerto Rico está en su octavo año de recesión y enfrenta un desempleo de 15,4%.
Ahora que está peligrosamente endeudado, por no ser independiente no cuenta con muchas de las herramientas legales que tendría una nación soberana para resolver el problema.
Pero al no ser un estado de la Unión, Puerto Rico tampoco tiene acceso a las opciones de protección ante los acreedores que la ley estadounidense ofrece a los gobiernos locales de ese país.
Es claro que hay un problema. Aunque sus gobernantes intentan disimular la posibilidad de la crisis, y sus centros comerciales, restaurantes y sitios nocturnos están atiborrados de puertorriqueños y turistas circulando dinero, los economistas insisten en que desde hace varios años Puerto Rico se gasta más de lo que tiene. Puerto Rico ha recibido el mote de la próxima Detroit o la próxima Grecia. Está sumido en deudas y, posiblemente, se tambalea al borde de la quiebra. Entre 2012 y 2013, la economía boricua se contrajo alrededor de un 6%.
Pero eso no ha ahuyentado a los fondos de cobertura. En los últimos meses, los denominados "inversionistas buitres" que compran bonos de empresas (y municipios) en dificultades se han estado peleando por los despojos, por adquirir la mayor cantidad posible del endeudamiento puertorriqueño.
"Hay mucha deuda puertorriqueña allí afuera. Cuando los precios cayeron tanto, durante el último verano, la situación de súbito se volvió interesante", dijo el gestor de un fondo buitre que pidió el anonimato.
El precio de la deuda boricua se desplomó casi un 40% en tan solo unos meses. Eso empujó al alza las tasas de interés de los bonos, aumentándolas del 5% a casi el 10%. (Recordemos: los precios de los bonos y las tasas o rendimientos se mueven en direcciones opuestas).
Los Estados Unidos no parecen tener ningún interés en acudir en auxilio del país, así, según informa la agencia EFE, "El Gobierno no contempla asistencia financiera federal para paliar los problemas económicos de Puerto Rico" afirmó un portavoz del Tesoro, que solicitó el anonimato.
"Los desafíos de Puerto Rico no se desarrollaron de la noche a la mañana y no se resolverán de manera inmediata", agregó el portavoz del Tesoro.
economia3
Captura del Diario de Puerto Rico
La economía de Puerto Rico ha experimentado una progresiva caída desde 1970. El modelo económico actual, basado en las inversiones de grandes empresas que se sienten incentivadas por beneficios fiscales y la generosidad del gobierno, no está funcionando, según lo han explicado funcionarios clave y expertos entrevistados por la Iniciativa Cronkite Borderlands.
Las empresas basadas en EE.UU. cosechan beneficios fiscales como inversionistas extranjeros, pero luego no invierten sus ganancias localmente para impulsar la infraestructura, el crecimiento y el desarrollo de puestos de trabajo.
De acuerdo con los economistas del CNE, en la isla la situación se agrava como resultado de que la deuda -de 102% del PIB- "no cuadra" con la producción del país.
"Es como si tu salario anual fuera US$ 100.000 pero debes US$ 102.000", le dice a BBC Mundo Sergio Marxhuach, director de Políticas Públicas del Centro para una Nueva Economía (CNE), una organización independiente dedicada a la investigación y el diseño de políticas públicas en Puerto Rico.
Según alega el CNE, la isla es estructuralmente insolvente y no alcanza a generar suficientes ingresos para cumplir con sus obligaciones. Al ser un estado libre asociado a EE.UU., tampoco cuenta con la automonía necesaria para tomar decisiones sin el gobierno federal en Washington.
Todo lo que tiene que ver con moneda, políticas monetarias y tasas de interés de Puerto Rico está a cargo de EE.UU.
"Puerto Rico cuenta con la mitad de las herramientas económicas que tiene un país soberano. En los países existe un Banco Central, un ministro de Finanzas, una moneda. En la isla hay un secretario de Hacienda pero el resto lo maneja la Reserva Federal de EE.UU", explica el especialista en su entrevista con la BBC.
La agencia calificadora Fitch señaló, en marzo del pasado año, que a pesar de que el estado libre asociado ha estado recortando costos y adoptando medidas para resolver sus problemas fiscales, su economía sigue encogiéndose, agravando los problemas. La situación es similar al desafío que enfrentó Europa cuando muchas naciones europeas estaban priorizando la austeridad por encima del estímulo económico.
El sistema de pensiones de Puerto Rico está seriamente descapitalizado, y el Gobierno ha estado operando con un déficit presupuestario.
Los inversionistas están a la espera de ver si el Gobierno de la isla puede reformar radicalmente sus pensiones y equilibrar su presupuesto. Fitch se muestra escéptico, de hecho, rebajó la deuda de Puerto Rico en marzo de 2013 a BBB negativo, el nivel más bajo dentro de la categoría de grado de inversión. S&P también degradó la calificación de la deuda puertorriqueña en marzo a niveles cercanos a bono basura, y el pasado martes directamente a "bonos basura".
"En este momento Puerto Rico realmente necesita un escenario plausible de desarrollo económico", apuntó el director gerente de Municipal Market Advisors, Matt Fabian.
El Secretario de Desarrollo Económico dice que estamos en un momento donde todos tenemos que hacer ajustes y admitió que la crisis puede atacar por meses e incluso años.
El líder del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) aseguraba que hace años llevan anunciando esta crisis y que a pesar de que el gobierno de Alejandro García Padilla no es totalmente culpable de la degradación, "si son responsables de no tomar acción".
Eliminar entes públicos, recortar jornadas, vacaciones y beneficios entre los funcionarios y subir el impuesto sobre ventas y uso (IVU), son algunas de las opciones que el Gobierno baraja para hacer frente al nuevo panorama que deja la degradación de la calificación de la deuda al grado especulativo. 
San Juan, Puerto Rico

3 comentarios:

  1. ¿Por qué Puerto Rico sale a votar más que Estados Unidos?

    Los puertorriqueños votan a un 80%. Los ciudadanos de Estados Unidos votan a un 50%. Por qué esta diferencia de 30%. ¿Serán que los puertorriqueños somos más creyente de la democracia que los mismo ciudadanos estadounidense?

    Puerto Rico es una colonia de los Estados Unidos desde el 1898. Desde entonces, los puertorriqueños que han querido descolonizar a Puerto Rico lo han asesinado o encarcelado. Muchos puertorriqueños le tienen terror hablar de la independencia para Puerto Rico debido a esta represión de 116 años.

    Como el colonialismo es siempre para explotación, no hay oportunidades en Puerto Rico para los puertorriqueños. Por eso es que tenemos ahora más puertorriqueños afuera que adentro de Puerto Rico. ¡Los puertorriqueños están desesperados para encontrar una solución política para nuestro colonialismo eterno!

    La mayoría de los puertorriqueños creen que podemos descolonizarnos a través del proceso electoral. Pero el proceso electoral está en última instancia bajo el control del gobierno de Estado Unidos. Como el gobierno de Estados Unidos ha ignorado 33 resoluciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU) pidiéndole que inmediatamente descolonice a Puerto Rico, y ha mantenido a nuestro preso político Oscar López Rivera encarcelado por 33 años a pesar de un reclamo mundial para su excarcelación, no debe haber duda alguna de EEUU nunca permitirá nuestra descolonización por vía electoral. ¡Si se pudiera, no lo tendríamos!

    La mejor forma para descolonizarnos seria que los 80% de los electores puertorriqueños salgan mejor a la calle para demandar nuestro derecho inalienable a la autodeterminación e independencia, e insistir que la descolonización la maneje la ONU. Después de todo, la descolonización está bajo la jurisdicción de la ley internacional, y nunca bajo la ley nacional. Por eso es que el colonialismo es crimen en contra de la humanidad bajo la ley internacional, pero no bajo la Constitución de Estados Unidos.

    José M López Sierra
    www.TodosUnidosDescolonizarPR.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. ¿Deben los criminales estar a cargo de corregir los daños que hicieron?

    Los puertorriqueños votan en las elecciones de cada 4 años a un 80% de participación. Puerto Rico ha sido una colonia del gobierno de Estados Unidos (EEUU) por los últimos 116 años. Si las decisiones para Puerto Rico se toman en Washington DC, ¿para qué son las elecciones? Estas elecciones son para engañar al mundo que Puerto Rico es una democracia.

    La Organización de Naciones Unidas (ONU) declaró el colonialismo un crimen en contra de la humanidad en el 1960. La ONU le ha pedido 33 veces al gobierno de Estados Unidos que descolonice inmediatamente a Puerto Rico. EEUU ha ignorado estas peticiones. EEUU dice que la relación política entre Puerto Rico y Estados Unidos es un asunto domestico que no le compete a la ONU.

    Para aparentar que el gobierno de EEUU quiere descolonizar a Puerto Rico, EEUU favorece el uso de plebiscitos para saber lo que quiere los puertorriqueños. ¿No te parece eso suena inocente y democrático? ¿Cuál es el problema?

    Para empezar, la comunidad internacional ya tomó juicio y determinó que el colonialismo es ilegal. Por lo tanto, tener como opción en un plebiscito que Puerto Rico continúe siendo una colonia no es posible. Tampoco no es posible tener como una opción que Puerto Rico sea un estado de Estados Unidos. La razón tiene que ver con el comienzo de este artículo. Para tener elecciones libre, el país tiene que ser libre. Para que estos plebiscitos tengan validez internacional, Puerto Rico tiene que ser un país independiente primero.

    Lo que la gente tiene que entender es que Puerto Rico es colonia de EEUU porque el gobierno de EEUU lo quiere así. Por eso ha usado el terrorismo de estado para mantenerla. Por eso no quiere excarcelar al prisionero político de 33 años Oscar López Rivera. Y por eso es que es ridículo pensar que la descolonización de Puerto Rico es un asunto interno de EEUU, y que la ONU no tenga jurisdicción en la misma. ¡Si nosotros dejamos que el gobierno de Estados Unidos descolonice a Puerto Rico, Puerto Rico será colonia de EEUU para siempre!

    José M López Sierra
    www.TodosUnidosDescolonizarPR.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. El problema es que la ONU es una pantomima de los EEUU, por lo tanto nunca habrá una emancipación democrática. Puerto Rico necesita de la ayuda del resto de las Naciones Hispanoamericanas. Un proyecto emancipador de todo Hispanoamérica que integre a Puerto Rico frente al imperialismo depredador anglosajón es la única salida.
    Para realizar este proyecto emancipador hay que desenterrar las raíces hispanas y dejar de lado el indigenismo excluyente, que no hace más que azuzar la Leyenda Negra anti-española y mantiene a los pueblos con sus antiguas costumbres neolíticas pre-colombinas.
    Si todas las naciones hispanas se unen y se hacen fuertes en una gran nación será más fácil hacer frente a los anglosajones, y de paso rescatar a España del europeismo alemán y poner un pie en Europa.

    ResponderEliminar

Puedes dejar aquí tus opiniones e impresiones sobre una entrada concreta, sobre algún tema sobre el que te gustaría ver una nueva entrada o sobre cualquier tema del blog en general.